Esta vez vamos a empacar bien

Admito que somos los peores en cuanto a equipaje de viaje se refiere. Siempre sufrimos en nuestros viajes; llevamos demasiada ropa o ropa que no es de la temporada del lugar a donde vamos, llevamos demasiadas cosas innecesarias y encima de todo esto… siempre llevamos la maleta no adecuada.
Tenemos amigos que son unos masters en empacar, nosotros definitivamente no nacimos con este don. Pero en nuestro próximo viaje estamos dispuestos a mejorar y afinar este departamento.
Voy a enlistar las 5 cosas que (con suerte) NO vamos a volver a hacer en este viaje.

  1. No llevaremos cosas que no vamos a usar. A simple vista esto parece sencillo… pero no lo es. El truco es repetir lo que usas y lavar la ropa durante tu viaje. No llevar 23 t-shirts diferentes para los 23 días que vamos a estar afuera de casa. Somos dos, por ende sería 43 t-shirts, y si contamos los 6 que probablemente compremos en el viaje, regresaremos con 49 camisetas bien apretadas en la maleta.
  2. No nos iremos sin averiguar que clima nos va a tocar. Ya me puse en esto, casualmente ahora todo México están pasando por una ola de calor . ¡Ya yo en mi mente había empacado mis abrigos… y los de Fer! Ahora los he sacado de la lista, y queda más espacio para las tortillas, el ron, el café y los salaitos chinos que me han pedido los primos y los amigos. Mas shorts, menos jeans, más franelas y menos camisas manga larga. Esto definitivamente le quitará peso a nuestra maleta… y a mi vida.
  3. No nos iremos sin hacer un estudio de los pueblos que vamos a recorrer y sus infraestructuras viales. El último viaje que hicimos juntos fuimos a Real de Catorce en San Luis Potosí, si no has ido te lo recomiendo mil veces. Es un pueblito minero que fue abandonado y convertido en pueblo fantasma pero en los años 60s-70s fue revivido por el turismo.
    El pueblo es caminable y todo queda cerca. Pero si vas con dos maletas enormes de ruedas, repletas de ropa para un mes lo vas a lamentar. Las calles son de piedra y estrechas, las aceras lo son más. Para rematar las calles son lomas, lomas y más lomas las cuales probablemente tendrás que sufrir para llegar a tu hotel. Si no pagas por ayuda tendrás que cargar tú con tus maletas. El día que nos fuimos del pueblo tuvimos que salir al amanecer, esa mañana el pueblo amaneció nublado y en silencio total, al emprender el camino hacia la parada de autobús las maletas se sentían doblemente pesadas y rodarlas por las calles de piedra no era opción a esa hora sin despertar al pueblo entero; por suerte nos topamos con un buen samaritano que nos ayudó a cargarlas hasta el lugar donde teníamos que tomar el autobús.
  4. Dejaremos espacio libre en nuestras maletas. No hay necesidad de llevar las maletas hasta el tope de llenas, voy a procurar dejar en casa cosas como el shampú, las 3 cremas diferentes que usualmente uso, el perfume grande, el acondicionador, en fin. Todas estas cosas las puedo comprar con facilidad en cualquier lado y dejarlas en el viaje en caso tal que no tenga espacio al regreso por las cosas que he comprado (que siempre son un montón).
    Siempre tener en mente que uno regresa con más, y siempre considerar la posibilidad del sobrepeso en el avión de regreso que por cierto no es nada barato.
  5. Procuraremos no llevar demasiado equipo. Este es un punto difícil, ya que Fer es fotógrafo y siempre queremos llevar lo mejor de lo mejor y un extra por si acaso lo vamos a necesitar en algún momento; por su puesto, generalmente ese momento nunca llega y resulta que llevamos esos reflectores y paraguas a pasear por una temporada.
    Los dos tenemos nuestras laptops, en este viaje yo dejaré la mía en casa y llevaremos sólo la de él. Cada quien con una sola cámara (esperamos poder cumplir esto).
    Los dos somos fanáticos de las cámaras Sony, creo que para viajar es más que suficiente que yo lleve mi A7 y él su A7RII. Esas camaritas aunque son chiquitas son muy potentes, el ISO se le puede subir un montón, o sea que funcionan muy bien aún cuando la luz no sea favorable. Un trípode y un monopié que compartiremos y claro, él llevará sus súper flashes Sony los cuales son bastante compactos. Todo esto debe cabernos perfectamente en nuestro equipaje de mano y tendrá que sobrar espacio para otras cosas que debemos llevar con nosotros como un abriguito para el avión, nuestros libros y cosas de primera necesidad.

¿Tienes algún otro consejo que darnos? Esperamos que podamos cumplir con estos cinco NO´s que nos estamos proponiendo, quizás así en esta aventura tendremos menos quejas y lamentos (que usualmente salen de mi boca). Ya les contaremos como nos fue en esta misión.

One thought on “Esta vez vamos a empacar bien

Add yours

  1. Deje las maletas grandes con rueditas pa los viajes a Disney con chiquillos, luna de miel y viajes de quinceañera. Aprende la magia del backpack 🙂

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: