Ciudad de Oaxaca

Mexico_2017_0422.jpgNuestra siguiente parada fue en el estado de Oaxaca, lugar donde conviven 18 grupos étnicos. Su capital, del mismo nombre, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Es una ciudad muy colorida llena de iglesias, templos, conventos y parques con una mezcla de elementos prehispánicos, españoles y dominicanos.  En todo el centro de la ciudad está una de estas estructuras, un antiguo convento del siglo XVI, el cual fue restaurado y convertido en un hotel llamado CasAntica, donde  nos hospedamos.

Como era de esperarse nos dimos una vueltita por el mercado.Mexico_2017_0322.jpg Hinda en busca de sus moles para llevarse a Panamá ya que a toda su familia le encantan. Mabel, la esposa de mi suegro, se maravillaba con tantas curiosidades al caminar entre los mercaderes, mi suegro tenía en mente un solo objetivo, buscar un bolso pequeño de cuero para cargar consigo su tablet y su libro. En cambio yo, después de la segunda vuelta por el mercado encontré lo que buscaba, un par de guayaberas de diseño oaxaqueño.

Las ciudades coloniales suelen tener siempre el mismo  esquema, se diseñaban las calles Mexico_2017_0310.jpgconforme a un trazado perpendicular. En el centro se sitúa la plaza de armas donde se encuentran las autoridades locales y religiosas. Como todos los edificios son bajos y para no perdernos, nuestro punto de referencia siempre fueron los árboles enormes de la plaza que sobresalen a la distancia. En estas plazas siempre encontrarás los vendedores ambulantes, guías turísticos, restaurantes, músicos y demás. Allí descansamos y nos tomamos unas cervezas que casualmente una se llamaba Bocanegra.

También visitamos la Biblioteca Andrés Henestrosa,un lugar imperdibleMexico_2017_0444.jpg ya que el famoso escritor y poeta Oaxaqueño era tío del medio hermano de mi suegro. Impresionante el silencio del lugar acompañado del olor inconfundible de libros viejos.Esta ciudad es el epicentro indiscutible de movimientos políticos y sociales en el país, y sus paredes y muros son testigos de esto, donde vayas puedes encontrar frases como “Zapata Vive”, “Chava no ha muerto”, “Oaxaca Resiste”, “Abajo el Mal Gobierno” entre otras, siempre acompañadas de murales, stencils y arte callejero.

Definitivamente 3 días no fueron suficientes para recorrer esta ciudad, nos quedaron muchas cosas por ver y experimentar… volveremos.

Para ver más fotos visita La Chancleta Perdida                                                                    

Fer.                                                           

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: